junio 30, 2022

MovilidadyNoticias

Somos una página web dirigida a todas las personas interesadas en obtener información relevante sobre temas de actualidad y de los diferentes medios de transporte público.

El peatón como punto clave en el diseño de la ciudad.

Se calcula que los vehículos ocupan más del 60% del espacio público de las ciudades dificultado la circulación a peatones.

Si hablamos de movilidad sostenible hay que darle la vuelta a la escala de prioridades que tradicionalmente se ha tenido en cuenta en la configuración de los espacios públicos urbanos y en las políticas de movilidad.

Atendiendo a criterios de eficiencia energética, medioambientales, de equidad social, vulnerabilidad, siniestralidad y calidad de vida urbana se hace imprescindible una nueva jerarquía que deberá tenerse en cuenta en las políticas de movilidad para minimizar los impactos de la movilidad actual.

Pirámide de la movilidad urbana

Peatones

En la parte alta de esta pirámide invertida deben estar los peatones, por varias razones: es el modo de desplazamiento más universal y más vulnerable. Además es el de menor impacto medioambiental y el más eficiente. La actividad física que conlleva promueve hábitos de vida saludable y menor obesidad. En este colectivo se incluyen, niños, personas mayores y personas con movilidad reducida por lo que hay que diseñar espacios e itinerarios seguros, accesibles y agradables que “inviten” a caminar a todo el mundo y que interconecten sin barreras físicas los principales centros atractores de movilidad, incluyendo el trabajo y los centros educativos

Bicicletas

En un segundo escalón descendente se sitúa la bicicleta por sus múltiples beneficios respecto a otras otro tipo de vehículos: eficiente, económica, sostenible ambientalmente, saludable, divertida, segura, ocupa poco espacio… Es un modo muy adecuado de desplazamiento para distancias de hasta 8 -10 km.

Transportes colectivos

En el tercer escalón están los transportes colectivos en sus diferentes versiones: autobuses, teleféricos urbanos, tren de cercanías… Comparado con el carro, el transporte público es más eficiente, reduce emisiones contaminantes, necesita menos espacio de viario público y ahorra dinero a sus usuarios. Es importante facilitar la intermodalidad entre distintos modos de transporte público y entre estos y los modos blandos (peatones y bicicleta) para facilitar la movilidad puerta a puerta.

La pirámide invertida de la movilidad: el vehículo privado como última opción

Hasta ahora, se han hecho avances en este ámbito y algunos planes de movilidad urbana ya cuentan con una línea de planificación del espacio público. Sin embargo, “hay que seguir trabajando”,  y apunta a la necesidad de aplicar la ‘Pirámide de la movilidad sostenible’ para conseguir una planificación sostenible.

Dicha pirámide consiste en invertir la actual estructura de movilidad de forma que la base, la más amplia y formada por las personas que caminan, pase a la parte superior, siendo lo más importante. Debajo de esta, se encontrarían la bicicleta y el transporte público. Luego estaría los transportes de mercancías, y en la cúspide final el vehículo privado, siendo la última opción deseable para moverse por la ciudad.

Según explica Porto, el esquema indicado ya se aplica en planes como las ‘supermanzanas’ en Barcelona. “Consiste en reservar una serie de calles de carácter más local para los modos activos, reduciendo la velocidad de los vehículos dando prioridad al caminar, al juego y, en definitiva, a otras actividades que no son solo circular”.

Para ello, se pueden aplicar medidas económicas de urbanismo táctico. Antes de acometer reurbanización definitiva, se pintan las calles, se utilizan macetas con vegetación, bancos y otros elementos ligeros, de forma que “la ciudadanía pueda observar con simples cambios, como cambia el paisaje urbano por uno más amable”, describe Porto.

Caminar, jugar, hablar, escuchar música, dibujar, poner más jardines… son muchas las actividades que se pueden realizar en este tipo de espacios comunes, tradicionalmente reservados a la movilidad motorizada.

La movilidad sostenible, más que la gestión del tráfico

La recuperación del espacio público y el fomento de los modos activos son tan solo algunos de los aspectos importantes de la movilidad sostenible. “La movilidad es un tema trasversal que toca muchos sectores y es momento de que empecemos a verlo así y reflexionemos sobre lo que se ha hecho hasta ahora y lo que nos queda por hacer”, señala Porto en referencia a la importancia de este ámbito para hacer frente a la emergencia climática.