septiembre 27, 2021

MovilidadyNoticias

Somos una página web dirigida a todas las personas interesadas en obtener información relevante sobre temas de actualidad y de los diferentes medios de transporte público.

Peligros de utilizar el celular mientras conduces

Hoy en día, cada vez utilizamos más el teléfono inteligente. Es conveniente que conozcamos cuáles son los peligros de utilizar el Smartphone al volante para poder evitar consecuencias peores.

El teléfono móvil es uno de los factores más importante en lo que a distracción se refiere ante el volante. Actualizar el perfil en redes sociales, chatear a través de herramientas como el whatassap, telegram o consultar el correo, se han convertido en comportamientos habituales de algunos conductores; sin embargo, nos son los únicos.

Estos son algunos de los peligros de utilizar el Smartphone al volante:

  • El 22% de los conductores mantiene utilizar el móvil mientras conduce y, la mayoría de ellos, envía whatsapp cuando se encuentran estacionados en un semáforo en rojo. Esto provoca estrés y falta de concentración, dos factores muy necesarios cuando estamos conduciendo un vehículo. 
  • Además, enviar mensajes mientras se conduce multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente, ya que esta actividad conlleva las tres formas de distracción existentes: 
    • Distracción visual: cuando los ojos van leyendo la pantalla del Smartphone.
    • Distracción cognitiva: la mente está en plena actividad pensando en el texto del mensaje.
    • Distracción manual: los dedos teclean los botones correspondientes a los caracteres.
  • Entre los tipos de accidentes que más se producen a causa de las distracciones, se encuentran las salidas de la vía, las colisiones por alcance y los atropellos.
  • A los peligros físicos de utilizar el Smartphone al volante se unen los legales; y es que conducir y hablar por el móvil sin manos libres puede acarrear una sanción de Q100.00.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, conducir un vehículo está valorado como una actividad de alto riesgo, es decir, cualquier distracción puede ser fatal.

Y hay países que tienen organismos que miden la distracción como causa de accidentalidad. Por ejemplo, en Estados Unidos, cifras del Consejo Nacional de Seguridad estiman que cada año ocurren 1,6 millones de accidentes en ese país por causa de conductores distraídos que hablaban por teléfono o enviaban mensajes.

Si se habla por el teléfono móvil debe ser con manos libres o a través de dispositivos ‘bluetooth’ que tienen los vehículos. Y la conversación debe ser calmada y ojalá corta, nada de discusiones. En cuanto a chatear, eso sí es impensable, incluso cuando se detiene para hacer el semáforo en rojo.

Fuente| Mafpre