junio 30, 2022

MovilidadyNoticias

Somos una página web dirigida a todas las personas interesadas en obtener información relevante sobre temas de actualidad y de los diferentes medios de transporte público.

Transformando mi ciudad.

Normalmente quienes habitamos las ciudades, vemos a nuestra ciudad desde el simple enfoque de áreas de cemento, con calles, aceras, plazas que interconectan la gran variedad de edificaciones urbanas dedicadas a la vivienda, el trabajo o el comercio.

Generalmente, las autoridades, ven a la ciudad como un conglomerado de problemas y proyectos que se deben ejecutar desde el enfoque de la infraestructura y equipamiento en si mismos.

Muchos proyectos de gran magnitud técnica e inversiones han sido desaprovechados, justamente porque concentramos nuestra mirada en los aspectos técnicos del proyecto (que no esta mal por supuesto).

Y no expandimos la mirada un poco más allá, para repensar y ajustar algunos componentes con la finalidad de llegar al verdadero actor y participe de las ciudades: el ser humano, los habitantes, los vecinos, es decir la gente; quienes de acuerdo a sus diversas actividades y propósitos, le otorgan la verdadera dinámica a una vida urbana.

Las ciudades sin la gente, definitivamente no serían ciudades.

Si la gente es la razón de ser de una ciudad, si es la población la que le da el dinamismo de una vida cotidiana, si es la interacción de los ciudadanos la que configuran la problemática, necesidades y oportunidades de una urbe, Porque entonces, ¿no se orientan las políticas y proyectos a beneficiar de mejor manera a los verdaderos actores urbanos?

Desde la planificación del Teleférico como un proyecto de solución de servicios de transporte, tenía desde su configuración un valor fundamental, que era precisamente la oportunidad de tener físicamente a las personas o usuarios del sistema, en el momento que requerían utilizar el servicio; esta oportunidad permitió orientar de manera muy relevante el proyecto hacia la gente, para no solo brindar un transporte eficiente, seguro y cómodo, si no ofrecer en cada viaje una experiencia inusual que te acerque a la verdadera calidad de vida.

Bajo esa premisa, y para aprovechar de la mejor manera las intervenciones urbanas que realizaríamos con la implementación de la Red de teleféricos más extensa del mundo, nos propusimos buscar más y mejores beneficios para la gente.

Cualquier intervención, cualquier acción, cualquier área de ejecución, tendría que ser evaluada con el lente de

“Como esto puede mejorar la vida de los habitantes de la ciudad”.

Nuestra experiencia nos dio gratificantes resultados, no solamente por las cifras de pasajeros transportados o algunos records que temporalmente se ostentan; si no por la conexión con la verdadera dinámica de una ciudad que demanda espacios para que la comunidad viva mejor y con más seguridad.

Además por lograr que los ciudadanos perciban a través de sus entornos arquitectónicos y urbanísticos, que todos nos merecemos más espacio para vivir en comunidad afectuosa.

Fuente | César Dockweiler