mayo 20, 2022

MovilidadyNoticias

Somos una página web dirigida a todas las personas interesadas en obtener información relevante sobre temas de actualidad y de los diferentes medios de transporte público.

Transporte público en Guatemala ha sido un desafío en todo momento

Usar el celular, llevar efectivo o ser mujer son pecados capitales del transporte público en Guatemala, que requiere de una fuerte inversión para mejorar las condiciones del servicio. La inseguridad por asaltos, atentados de extorsionistas y acoso sexual son tres de las docenas de problemas que tiene el servicio de transporte colectivo.

Antes de la pandemia, desorden y abusos se daban en el servicio, y surgieron opciones más caras y menos seguras.

La idea de transporte de personas evolucionó. Había andas, carreteras y carruajes para personas de alcurnia.

“De 1524 a 1821 se da el desarrollo de lo que serán los caminos y su ampliación, ya que las calzadas prehispánicas eran utilizadas por personas que viajaban en carreteras tiradas por semovientes. Con esto hay un cambio en la ciudad: deja de tener un sentido pedestre para tener un sentido de traza urbana, muy al estilo renacentista; por ejemplo, la Antigua Guatemala”, explicó Urquizú.

Según el historiador, las ciudades estaban diseñadas para que fueran recorridas a pie o con animales de carga.

Jamás se pensó que se consolidarían poblados lejanos y que, por comercio, trabajo o estudios, tendrían que viajar a diario.

“La necesidad de transporte público en Guatemala comienza a tener síntomas de necesidades diferentes conforme avanza el siglo XX. Guatemala contaría con un servicio de tranvía, que salía del Calvario y llegaba a la Avenida de los Árboles”, recordó.2.5 millones de personas utilizan cada día el servicio de transporte, según Anadie.

Para ese momento había pocos vehículos, que se expandieron con la inauguración del Aeropuerto Internacional La Aurora, que inyectó el impulso de la industria del transporte.

Años de oro

Para la década de 1940 ya había algunas rutas de buses, como la 1, que operaba en la capital. Con el tiempo se crearon más.

Los pilotos de aquel entonces eran disciplinados, higiénicos y portaban uniforme que los identificaba como responsables de la unidad de transporte. Esa imagen podría ser difícil de asociar con los conductores modernos, quienes en ocasiones no solo carecen de normas higiénicas, sino que insultan a los usuarios.

Hasta una década antes, el servicio de buses era de calidad, no solo por la atención y trato de los pilotos, sino por la calidad de vehículos que prestaban el servicio.

Se pagaba un centavo que, según Urquizú, era como decir Q1 actual. Esa tarifa garantizaba un viaje seguro, llegar rápido al destino y sin accidentes, por la prudencia de aquellos choferes.

En 1903, arriba a Guatemala el primer automóvil que sorprende a los capitalinos. Algunos se santiguan del susto, mientras otros comienzan a presagiar accidentes por este novedoso medio de transporte. Foto: Hemeroteca PL
En 1903, arriba a Guatemala el primer automóvil que sorprende a los capitalinos. Algunos se santiguan del susto, mientras otros comienzan a presagiar accidentes por este novedoso medio de transporte. Foto: Hemeroteca PL

Pero ese escenario casi utópico se vino a pique. Édgar Guerra, defensor del usuario del transporte público de la Procuraduría de los Derechos Humanos, responsabiliza, en parte, a los transportistas.

“Un factor primordial para detener el progreso o desarrollo de un sector tan importante como el transporte público han sido algunas acciones del Estado con los subsidios, desde los años sesenta. Se esperaba que fuera positivo, pero paulatinamente se convirtió en un negocio”, señaló.

Los usuarios se ven obligados a pagar cinco o seis veces la tarifa del pasaje, los usuarios son indiferentes al problema, comentó. Ven el asunto como algo normal, lo que ha hecho que estos abusos se mantengan.

Alternativas

Los problemas del sistema de transporte público en Guatemala fueron la oportunidad para que surgieran otras opciones de transporte público. Nace el servicio de taxis, que inicialmente garantizaban seguridad y comodidad, pero también enfrenta problemas.

En colonias o mercados existen bicitaxis y mototaxis, que comúnmente se conocen como tuc-tuc, y pequeñas paneles que movilizan a grupos de personas un poco más grandes en un perímetro reducido.

Con la tecnología se abrió el camino a los servicios de taxis por medio de aplicaciones, que ofrecen seguridad y economía, en comparación con el servicio convencional. Incluso algunos motoristas particulares ofrecen servicios como mototaxistas.

450mil usuarios diarios registraba Emetra en Transmetro, antes de la pandemia.

AeroMetro

Es un proyecto que pretende ayudar la movilización en la ciudad.

Hay más de un millón 200 mil vehículos que se movilizan por la ciudad, de esa cantidad son más 600 mil que provienen de los municipios vecinos y eso genera mucha dificultad de circulación, expresa Carlos Sandoval, portavoz de la Municipalidad de Guatemala

Debido a esa dificultad se ha pensado en el proyecto del AeroMetro, el cual funciona en otras ciudades de Latinoamérica y que reduce el tiempo de traslado en sitios con complicaciones vehiculares. 

El AeroMetro es uno de los proyectos que trabajan en conjunto las municipalidades de Guatemala y Mixco para ofrecer un sistema de movilidad masivo eficiente y amigable con el ambiente al no utilizar combustibles fósiles.

¿En qué fase se encuentra el proyecto AeroMetro?

“El proyecto ya se encuentra en el Congreso de la República. Ya sostuvimos una reunión con la Comisión de Asuntos Municipales para exponer el proyecto. Además, serán las comisiones de Finanzas y Comunicaciones las que deben analizarlo y dar su dictamen favorable para que el pleno lo conozca y lo apruebe. De esa manera se arrancaría con la construcción del Aerometro”, explica Alesandra Gallio, Concejal II.

Fuente | Extracto de artículo de Prensa Libre